Huele mal dentro de la cámara frigorífica

Tenemos una cámara frigorífica en el restaurante, llena de comida, y un día notamos un olor extraño… Si lo pensamos bien, hay algunos productos que llevan varios días ahí y quizá deberíamos haber sacado ya.
Esto se produce porque la carne, al descomponerse, crea dióxido de carbono y etileno, indicativo de que está en mal estado.
Además de que no podemos servir esa carne a nuestros clientes, deberíamos instalar un ventilador para que renueve el aire cada día. Algunas cámaras frigoríficas nuevas no están diseñadas como frigoríficos de atmósfera controlada y están excesivamente cargadas de producto, eso impide la renovación del aire.